No necesito empoderar; tengo todo bajo control.

¿Por qué perder el tiempo empoderando a mi equipo?


Obtengo resultados mucho más rápido cuando decido y ordeno lo que se debe hacer; solo yo tengo la experiencia necesaria para tomar la decisión correcta. Esta justificación puede ser también un comportamiento consciente para encubrir otros motivos como "Tengo miedo de perder mi trabajo" o "No confío en nadie más". Esto funciona muy bien, hasta el día que te presentan a tu reemplazo.




La velocidad con la que la tecnología, las redes sociales y el acceso abierto a la información están evolucionando está cambiando el panorama competitivo del mundo. Hoy en día las organizaciones están inmersas en un entorno volátil que exige una forma más acelerada de mejorar sus capacidades para generar productos y servicios que satisfagan las necesidades cambiantes de sus clientes. El cambio de enfoque organizacional para generar VALOR para el cliente es cada vez más apremiante.


A pesar de esta realidad, las organizaciones no se están moviendo lo suficientemente rápido; el paradigma de empleabilidad y liderazgo presente en muchas empresas no se corresponde con las necesidades actuales. Es más fácil hacer negocios como de costumbre y tolerar los esquemas de "lealtad al jefe" que diseñar y construir una cultura de transparencia, flexibilidad, responsabilidad, compromiso y trabajo en equipo.


La pandemia para muchos confirmó la necesidad de mejorar las habilidades de liderazgo; trabajo centrado en la generación de valor y entregables, en lugar de la micro gestión en la supervisión del tiempo de trabajo.

La capacidad organizacional para generar

crecimiento sostenible, valor para el cliente e innovación debe comenzar por desarrollar las condiciones adecuadas para que todos en la organización contribuyan positivamente diariamente.

Los ingredientes críticos: delegación y el empoderamiento.


¿Delegar y empoderar al personal significa perder el "control"?


A menudo la sensación de "control" se produce cuando el jefe interviene constantemente en la ejecución de la resolución de "problemas", lo que termina ocupando demasiado tiempo del "jefe" y no puede dedicarse a hacer otras cosas.

El verdadero problema ocurre cuando el jefe asume la carga y sigue resolviendo los desafíos, tareas o decisiones de sus colaboradores y no les permite intervenir. En este escenario, no hay tiempo para reconocer, que los empleados pueden ser responsables, confiables y tomar sus propias decisiones a favor de la empresa dada la correcta preparación.


Algunos de los beneficios de la delegación y el empoderamiento son:

· Desarrollo de nuevas habilidades y crecimiento del personal.

· Se refuerzan los objetivos organizacionales.

· Los equipos desarrollan mejores habilidades y generan más valor.

· Incrementa el compromiso y aportes a la generación de ideas.

· El estrés se reduce si se hace correctamente.

· Los líderes logran liberar tiempo para actividades más críticas.

· Se mejora la eficiencia y la alineación.


Delegar y empoderar es un proceso que requiere una serie de pasos y un aprendizaje continuo.

Si usted es un líder y no está seguro de cómo comenzar a delegar y empoderar, le sugerimos que comience con una autoevaluación:


¿He logrado comunicar nuestra visión, metas y valores?

¿Actuamos coherentemente con lo anterior?

¿Necesito cambiar algo al respecto?

¿Qué debo eliminar?

¿Qué tareas, planes y proyectos que llevo a cabo no agregan valor, y puedo eliminarlos?

¿Qué pasos debo seguir para eliminarlos?

¿Qué puedo delegar?

¿Qué tareas, planes y proyectos que realizo diariamente puedo delegar?

¿Quién tiene mejores fortalezas para llevarlas a cabo?

¿Qué necesito planificar?

¿Cómo priorizo y planifico la delegación de tareas, planes y proyectos?

¿Cómo visualizo el estado futuro?

Es fundamental definir claramente las medidas de éxito, comunicarlas y buscar espacios adecuados para revisar los avances y llegar a acuerdos, como en cualquier proceso de retroalimentación.


Modelos como el Liderazgo Situacional pueden ser fundamentales para iniciar un proceso de delegación y empoderamiento a nivel organizacional, facilitando la comunicación y apoyando la generación de una cultura de resultados.


Lograr empresas innovadoras y de crecimiento sostenible requiere líderes que eliminen obstáculos, proporcionen recursos y orientación, y participen continuamente en el desarrollo sistemático y rutinario del talento de la organización.


Puedes comenzar de inmediato y no olvides dar retroalimentación, retroalimentación y más retroalimentación.


#innovación #creatividad #empoderamiento #liderazgo #cultura #trabajoenequipo #delegar


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo